Con el litoral se quedaron acostados

P20 F2

La conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, y el alcalde, Juan José Dieste, mantuvieron este jueves una primera reunión de trabajo para avanzar en la regularización de los núcleos litorales tradicionales, en la que se acordó la puesta a disposición del Concello de los técnicos de Urbanismo del Gobierno autonómico para prestarle el asesoramiento para acreditar con el rigor necesario ante la Dirección General de Costas los fundamentos que permitan regularizar los núcleos costeros, aprovechando la oportunidad histórica que abre la reforma de la Ley de Costas para reconocer la singularidad de la organización urbanística gallega.

Boiro es el municipio que más solicitudes de regularización presentó, con un total de 29 núcleos costeros sobre los que demanda la aplicación de la Disposición Transitoria Primera de la citada ley en tres grupos. En la ampliación de núcleos rurales recogidos en el planeamiento se incluyen Amanecida, Ribademar, Quinteiro, Reboredo, Ferreiros, Bodión-San Martiño, Exipto, Chancelas, O Careixo, Ponte Goiáns-O Coido, Escarís, A Magdalena y Peralto; como núcleos no recogidos en el planeamiento figuran Bico de Mar, Garamelo, Vidres, Agüeiros, A Carballa, Serraques, Portomouro, Ladeira do Chazo, O Chazo y Curro; y las zonas del planeamiento vigente, con servidumbre de 100 metros, que el Concello entiende que eran urbanas con anterioridad a la entrada en vigor de la Lei de Costas: los planes especiales de Escarabote y de Cabo de Cruz para asentamientos de Piñeirón, Campo, Ribeira Grande y Curbera, y la zona urbana de Barraña.

En la reunión se revisó caso por caso las 29 solicitudes para concretar y coordinar los pasos para completar la documentación acreditativa y a partir de ahora habrá otras de carácter más técnico con los servicios de Urbanismo de la Xunta. Vázquez le envió una carta a los alcaldes de los 87 municipios costeros de Galicia para poner a su disposición el asesoramiento de técnicos de Urbanismo de la Xunta.