RIBEIRA – Los jabalíes se ceban con un nuevo cultivo de maíz en Muiño de Correa y que pertenece a un vecino de Oleiros

PCHECHU F2

Completamente desolado. Así se ha quedado a primera hora de la mañana de este sábado Juan Andrés Ageitos, un vecino de la parroquia ribeirense de Oleiros, al comprobar la total devastación de los 12.600 metros cuadrados de cultivo de maíz causada por una nueva acción de los jabalíes, con todo pisoteado y mordido. De hecho, ya se había echado las manos a la cabeza cuando a comienzos del presente mes se encontró con la mitad de otra parcela fue pisoteada por cerdos salvajes, destrozando 4.200 metros cuadrados de plantación gramínea.

En aquella ocasión incluso advertía que uno de sus principales temores que tenía era que fuesen a parar a la propiedad más grande, en donde el perjuicio sería mayúsculo de poner sus pezuñas sobre la plantación. Este hecho se produce justo una semana antes de que se iniciase la recogida del maíz para destinarlo a alimento durante el invierno para sus 20 vacas, pero al perder más de la mitad de su producción total, ahora no le sirve tan siquiera hacer números, y se verá obligado a vender algunas de sus reses para poder salir adelante.

Andrés Ageitos indicó que llamó hace 3 semanas a la Consellería de Medio Ambiente para informar de lo que estaba pasando con la financiación del mismo, para el que pasaba, y quedaron de pasar por la zona, pero aún los está esperando, pues confían en que tenga liquidez.

Aún así, expresó su confianza de que se tomen medidas, “que vallen o parque natural e que lle dean de comer eles aos xabaríns, pero o que non se pode permitir é que boten por terra o traballo de todo un ano”, concluyó Andrés Ageitos.