RIBEIRA – La asociación vecinal A Batiola expresa su inquietud por el impacto paisajístico que tenga la depuradora de mariscos que se promueve para el puerto de Castiñeiras

P18 F1

La asociación vecinal A Batiola, de Castiñeiras, expresó ayer su preocupación por el proyecto para la construcción de una depuradora de marisco en la zona portuaria de Punta do Castro. Un portavoz de este colectivo manifestó que la inquietud que sienten no es tanto por el hecho de que pueda contaminar, pues señala que esa es una cuestión que no se tiene porque producir si se hacen bien las cosas y que de haberla, la administración competente deberá tomar cartas en el asunto. El malestar de los residentes se dirige más al impacto paisajístico de una edificación que, en su proyecto básico, contempla una planta baja y un entresuelo, y que se sitúa a los pies de una amplia superficie de esparcimiento en el que se invirtió una gran cantidad de dinero.

Desde A Batiola indican que en unos tiempos en los que otros sectores están perdiendo peso, hay que apostar por el sector turístico y el impacto visual que puede tener esa depuradora de marisco en una zona tan visitada  puede echar por tierra todos los esfuerzos. Añadieron que el alcalde incluso habló de su intención de seguir actuando en esa zona con la rehabilitación de la antigua fábrica de piedra para convertirla en museo del mar. Y no entienden que se permita una instalación así en el puerto habiendo otros sitios en el municipio más apropiados para eso.

Anuncios