RIBEIRA – Un conductor sin carné se da a la fuga tras sufrir un accidente en el Malecón, pero minutos después lo localiza la Policía Nacional escondido en el muelle comercial

hamsa

acc1

DSC_0086

DSC_0074

DSC_0076

DSC_0060

DSC_0063

DSC_0107

DSC_0117

DSC_0131

DSC_0081

Una noche de fiesta en Ribeira, a punto estuvo de acabar en tragedia. Un par de minutos después de la medianoche del viernes al sábado se registró un accidente de tráfico en la Avenida do Malecón, a la altura del edificio de Capitanía Marítima. Un todoterreno Ssangyong Kyron con placas de matrícula 7474-FMZ se salió de la vía por el margen derecho cuando su conductor perdió el control del mismo al dar una curva a la izquierda y se llevó por delante cuatro bolardos, un árbol ornamental y los bloques de granito del alcorque, así como algunas baldosas de piedra de la acera y una señal informativa de la rotonda, contra la que acabó impactando. En un primer momento, el conductor, que resultó ileso, se dio a la fuga después de sacar las llaves del contacto y se escapó hacia el muelle comercial. Efectivos de las Policías Local y Nacional iniciaron su búsqueda por esa zona y aunque en un primer rastreo no se de logró dar con su paradero exacto, a la media hora de haberse registrado el siniestro pudo ser encontrado en la zona de atraque de los barcos de gran tamaño.

Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía se lo llevaron a la base de la Policía Local para practicarle las pertinentes pruebas de alcoholemia, en las que arrojó una tasa de 0,40 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Sin embargo, los funcionarios de la comisaría procedieron a su detención bajo la imputación de un delito contra la seguridad del tráfico por carecer de carné de conducir, según pudo saber la redacción de “loqueyotedigo”, y pasará la madrugada de este sábado en los calabozos, a la espera de pasar a disposición de la autoridad judicial para que decida si se adopta alguna media contra él.

Se cree que el joven que iba a los mandos del todoterreno, que fue identificado como Hamsa Chakyr, de 21 años y de origen marroquí -vino para Ribeira siendo muy joven-, le cogió el coche a su padre sin pedirle permiso. Al lugar de los hechos se movilizó además de los mencionados efectivos policiales, una ambulancia, pero sus servicios no fueron necesarios, pues no hubo que lamentar víctimas. También acudió una dotación del parque comarcal de Bomberos de Ribeira para proceder a la limpieza de los líquidos que se derramaron en la calzada y la acera. El suceso tuvo lugar muy cerca del palco de piedra de la música, delante del que estaba actuando el grupo Leilía ante un numeroso público. Afortunadamente, el coche siniestrado no se dirigió hacia esa multitud, pues de lo contrario, en estos momentos, se estaría hablando de una tragedia.