RIBEIRA – Detienen a un joven de Bretal por una decena de robos, después de una persecución, en la que se hirió al tirarse por un hueco de cuatro metros de altura

La Policía Nacional de Ribeira detuvo poco antes de las siete de la madrugada del martes, tras una persecución, a un joven de Bretal, R.C.L., de 31  años, al que luego le imputó una decena de robos registrados en la localidad, sobre todo, en Sirves. Su arresto tuvo lugar después de que varios vecinos alertasen de que una persona realizaba mucho ruido con acelerones con su coche en la Rúa Xosé Ramón Barreiro, causándoles molestias. Al parecer, al llegar la patrulla de la comisaría, ese joven mantuvo su actitud y, tras alguna maniobra que parecía desafiante, acabó dándose a la fuga, pero luego lo vieron en la zona de la Rúa dos Muiños, en donde amenazó con tirarse por un hueco de 4 metros de altura, algo que acabó cumpliendo.

Debido a esa incidencia, se movilizó a los Bomberos del parque comarcal de Ribeira para rescatarlo y luego una ambulancia del 061 lo evacuó al Hospital do Barbanza. En la sede policial siguieron las diligencias durante el resto de la jornada del martes hasta lograr atribuirle varias sustracciones. De hecho, con su arresto, desde la comisaría de la capital barbanzana se dieron por esclarecidos un total de diez delitos de robo, en viviendas y alpendres, de los que supuestamente se llevó una hormigonera, un balancín, teléfonos móviles, un motor fueraborda, tres sillas de montar, una amoladora y otros efectos, la  mayoría de los ya recuperados y entregados a sus legítimos propietarios. El detenido, al que le constan 11 antecedentes por hechos similares, pasó este miércoles a disposición de la autoridad judicial, que decretó su puesta en libertad con cargos.