RIBEIRA – Manchas anaranjadas en Coroso y el puerto hacen saltar las alarmas por una supuesta contaminanción, que no lo era

Desde primera hora de la mañana de este sábado se recibieron un buen número de avisos sobre la coloración entre anaranjada y rojiza del agua en la playa de Coroso, que estaba repleta de gran cantidad de argazo, y en el puerto de Ribeira, en concreto, entre el edificio de Portos de Galicia y la fábrica de hielo, pasando por el pantalán roto. En el primero de los casos, los vecinos y turistas que acudieron al arenal urbano ribeirense, distinguido con una bandera azul, preguntaron reiteradamente a los socorristas sobre si esa coloración que había adquirido el agua era idónea para el baño, que recomendaron no meterse en ella, además de sustituir la habitual bandera verde por la amarilla, para informar de precaución, pues no contaban con informes técnicos que determinasen de que se trataba. De hecho, las dudas que le ofrecía esa gran mancha en la orilla les hizo plantearse izar la enseña roja pero, tras la consulta realizada a responsables municipales, se optó por no prohibir el baño.

IMG-20150829-WA0011

IMG-20150829-WA0010

En la citada zona portuaria de Santa Uxía tambíén era visible una mancha de esa misma coloración y que hizo levantar las sospechas de cuantos la observaron sobre un posible episodio contaminante pero, al igual que en el otro caso, no se adoptó una medida para acabar con la misma. De hecho, acabó diluyéndose o desapareciendo en poco tiempo. Las consultas realizadas por la redacción de “loqueyotedigo” sobre la naturaleza de esa mancha permitieron determinar que se trata de un proceso biológico natural por la acumulación de microalgas, que hacen que el agua tome ese color, pero que no provoca ningún efecto en la gente que tiene contacto con ellas. Estos mismos hechos ya se registraron hace un año en la playa de A Carolina, próxima a la mencionada de Coroso, así como en las de O Castro y A Catía, así como en otros espacios.

Además, desde Salvamento Marítimo se movilizó la lancha Salvamar Sargadelos tras recibirse un aviso de una mancha en las proximidades de la isla de Ons y  que era de similares características que las anteriormente citadas, pero que de igual modo, el alertante apuntaba a una posible contaminación, por un presunto sentinazo. Este último se descartó tras la realización del correspondiente análisis. De todos, se pusieron en marcha los mecanismos para remover las zonas cercanas a esa isla en las que había esa marcha de color naranja o rojizo. Esa labor permitió determinar que se trataba de algo orgánico y que no había motivo para la alarma, pues no era ningún vertido contaminante.

DSCF2474[1]

DSCF2475[1]

Estas dos imágenes recogen, en el antes y el después de la intervención de la lancha de Salvamento Marítimo, con la diferencia que suponer darle únicamente una pasada con dispersión mecánica. En caso de que hubiera sido aceite no se lograría dispersar o eliminar con una simple actuación de dispersión. A continuación, podréis ver otras imágenes sobre la mancha y como quedó tras las labores de dispersión…

DSCF2485[1]

DSCF2482[1]

DSCF2478[1]

DSCF2480[1]