RIBEIRA – Un herido grave en la obra de la EDAR de Couso, que sufrió la amputación de parte de una pierna, tuvo que ser evacuado en una furgoneta de empresa al no estar disponibles ambulancias del 061

Las cadenas de una pala excavadora le pasaron por encima de esa extremidad a un encargado de obra y se la trituró

P19 F1

ACCIDENTE-LABORAL-EDAR-COUSO

ACCIDENTE-LABORAL-EDAR-COUSO-4

La tragedia se mascó este miércoles, poco antes del mediodía, en las obras de construcción de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Ribeira, que se están ejecutando en el lugar aguiñense de Couso. Después de que ya se registrase no hace demasiado tiempo algún que otro accidente laboral en la creación de esa costosa infraestructura de saneamiento, tal y como recordaban algunos trabajadores, el encargado de una empresa de excavación que trabaja allí resultó herido de gravedad. Se trató de Fernando R.C., que a comienzos de septiembre cumplirá 55 años, al que las cadenas de una excavadora le amputaron la parte inferior de la pierna izquierda.

Según relató un testigo, ese encargado se acercó a supervisar unos trabajos que se estaban realizando en donde estaban varias máquinas, entre ellas la pala excavadora, que realizaba una maniobra de marcha atrás y le enganchó la pierna a Fernando R.C., aplastándole y triturándole por completo la parte desde la rodilla al pie. El operario que manejaba un chimpín se percató de lo que pasaba y le hizo indicaciones al conductor de la excavadora para que se detuviera, con lo que evitó males mayores. Se dio la voz de alarma sobre este accidente laboral y al lugar se movilizaron en un coche particular un médico y una enfermera del centro de salud, así como efectivos del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM), que le prestaron una
primera asistencia, realizándole un torniquete para poder cortar la hemorragia en la pierna afectada. La víctima mantuvo la calma y la consciencia en todo momento, según relataron varios compañeros.

En un primer momento se movilizó el helicóptero, pero ni tan siquiera llegó a despejar ya que las condiciones meteorológicas no lo recomendaban. La ambulancia del 061 con base en el lugar ribeirense de A Ameixida estaba ocupada en Boiro, tras ser movilizada por un vecino que padecía diarrea, por lo que el área de la capital barbanzana quedaba descubierta y no podía llegar a tiempo para prestar la asistencia que precisaba. De todos modos, se anuló el traslado de ese enfermo y el de una mujer que se encontraba en el PAC de O Saltiño con un problema cardíaco, y salió en torno a las doce y diez de la mañana desde Boiro en dirección hacia Couso.

Pese a que ese vehículo asistencial acudió lo más rápido que pudo, ya se habían llevado al herido. Como no se podía esperar tanto tiempo para su traslado y era vital hacerlo cuanto antes, se decidió su traslado al Hospital do Barbanza en una furgoneta de la empresa, en la que iban una enfermera y un miembro del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) y detrás un todoterreno de Protección Civil ribeirense, con el resto de efectivos del citado GAEM, además de un coche particular en el que iba el médico. Una moto de la Policía Local de la capital barbanzana se encargó de abrir camino al tratarse de una emergencia, para que dicho traslado se efectuase de la manera más rápida y segura posible. Al lugar de los hechos se desplazaron también efectivos de la comisaría de Ribeira, entre los que había efectivos de las unidades judicial y científica, que iniciaron una investigación sobre lo sucedido.

Una vez que la víctima llegó al hospital comarcal se le operó de urgencia. Fuentes sanitarias indicaron que la intervención quirúrgica salió bien. Al complejo asistencial ubicado en la parroquia ribeirense de Oleiros también fue evacuado en un coche particular el conductor de la excavadora, que sufrió un ataque de ansiedad, del que se recuperó.

Varios trabajadores de la obra de la EDAR de Ribeira, en Couso, manifestaron que lo sucedido con la ambulancia del 061 pone en entredicho la postura de los responsables sanitarios de que la distribución de las mismas es adecuada para las necesidades de la zona, con unos buenos tiempos de respuesta. Desde el 061 indicaron que en la prestación de estos servicios hay “momentos puntuales” en los que se registran coincidencias de que no pueda despegar el helicóptero, así como que estén ocupadas las dos ambulancias que atienden esta zona, pero detallaron que se movilizó al personal facultativo del centro de salud. Se da la circunstancia de que esta no es la primera vez que se registra un caso de este tipo, aunque por el momento se desconoce si va a decidirse un cambio de estrategia que permita reforzar el servicio de ambulancias en Ribeira y en el resto de la comarca.