BOIRO / RIBEIRA – Buscan durante media hora un kayak con varios niños al que perdieron de vista en la playa de Barraña, pero que acabó regresando al arenal

La lancha de salvamento «Marte» de la Cruz Roja con base en Ribeira fue movilizada en torno a las cinco de la tarde del pasado viernes tras recibirse un aviso de que en la zona de la playa boirense de Barraña había una embarcación tipo kayak a la que había perdido de vista. Algunos testigos indicaron a la redacción de «loqueyotedigo» que los socorristas de dicho arenal eran incapaces de saber de su paradero, por lo que se temían que le pudiera haber pasado algo. En esa canoa iban varios niños con edades comprendidas entre los 10 y 15 años y los vigilantes de la citada playa de Boiro salieron en su busca con su zódiac, así como la de Cruz Roja ribeirense. Estuvieron alrededor de media hora rastreando el litoral del municipio sin que hubiera la más mínima señal del kayak ni de sus tripulantes. Transcurrido ese tiempo, el kayak regresó con los niños en perfecto estado y, afortunadamente, todo se quedó en una falsa alarma. Desde los servicios de emergencias se hace un llamamiento para que los usuarios de estas embarcaciones de recreo no se alejen demasiado de la costa y que se muevan por una zona en la que estén a la vista de la gente para que no haya que lamentar ninguna desgracia.

Casi tres horas después de alertarse de ese suceso, se movilizó a medios de salvamento marítimo de Ribeira, como fueron las lanchas «Marte» y «Salvamar Sargadelos» ante un aviso de que un velero volcó a la altura de la isla  de As Malveiras con cinco niños de 10 a 15 años a bordo. Cuando iban de camino hacia el lugar de esa incidencia, fueron anulados pues en el lugar ya estaban una zódiac de una escuela de vela, a la que asisten los tripulantes del velero. Desde dicha embarcación se informó al Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia de que dos de los niños ya estaban a salvo en la zódiac, pero que los otros tres se mantenían a flote en el casco del velero que estaba semihundido. También se solicitó l colaboración de los socorristas de la playa de Compostela, del servicio municipal de emergencias y de la Guardia Civil. El velero fue llevado hasta el puerto de Vilagarcía por el remolcador «Doctor Pintado».