RIBEIRA – El Seprona denunciará ante la Xunta al responsable del vertido de conchas de mejillón y almeja en un terreno junto al río Artes

Los agentes hablaron en la tarde de este miércoles con el supuesto responsable de esos hechos, que argumentó que no pudo extender esos residuos al estropearse una pieza del tractor

P19 F1

P18 F1

Una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) del destacamento de la Guardia Civil de Noia se desplazó en la tarde de este miércoles hasta el lugar de Muiño de Correa, ubicado concretamente en la parroquia riveirense de Oleiros, muy cerca de Sego-Artes, en donde apareció un vertido de conchas de mejillón y almeja, una gran cantidad de ellas trituradas y otras intactas, que vecinos de la zona denunciaron por el pestilente olor que desprende, además de la posible
contaminación del río Artes o Sanchanás situado a unos 50 metros de ese depósito. Los agentes iniciaron una investigación, a través de la que comprobaron la veracidad del aviso de los particulares, y después de observar las posibles infracciones y, en función de ellas, denunciarán al responsable de esa situación ante la Consellería de Medio Ambiente, proponiéndolo para las sanciones que puedan corresponder.

Los integrantes de dicha patrulla del Seprona se entrevistaron en el lugar de los hechos con la persona que fue identificada como responsable de los mismos, procediendo a su identificación y posteriormente se entrevistaron con el para conocer su versión sobre lo ocurrido. Esta persona les indicó que lo ocurrido fue algo “involuntario”, pues hace unos días procedió a realizar la descarga de una cantidad importante de conchas de mejillón y almeja con un tractor para luego poder extenderlo, pero que no pudo acometer esa acción ya que se le estropeó una pieza, que tardaron unos días en proporcionársela para poder sustituirla y poder seguir con esos trabajos.

Desde el Concello de Ribeira indicaron que son conocedores de este tipo de depósitos de conchas de marisco, al menos, desde septiembre de 2013, cuando se detectaron en lugares próximos al río Artes o Sanchanás, pero también en fincas de otras zonas del municipio como A Graña (Carreira) y Bretal (Olveira). En aquella ocasión, la Policía Local elaboró un informe como consecuencia de las quejas presentadas por particulares en el Concello por un vertido similar en una finca de la parroquia de Oleiros situada en la ribera del mencionado cauce fluvial. Al comprobarse que se trataba de vertidos industriales tipo “Sandach” que excedían competencias municipales, sus técnicos se dirigieron a la Consellería de Medio Ambiente, solicitando una investigación para identificar a los autores, si contaban con las autorizaciones administrativas pertinentes y si se estaban cumpliendo, pues de no ser así se procediera a la apertura de los expedientes oportunos y la imposición de sanciones, de ser el caso.

Dicho departamento autonómico informó al Concello que los responsables de esos depósitos figuraban en el registro de explotadores y que poseían los documentos necesarios para realizar esa labor. Sobre este último caso, por ahora, se desconoce este extremo.