BOIRO – Un perro especializado en buscar restos de sangre y ADN se suma al rastreo de la vecina desaparecida en Bealo

La movilización de medios se sigue intensificando para realizar las labores de rastreo con las que tratar de dar con el paradero de Manuela Lorenzo Romero, de 70 años y vecina de Boimazán (Bealo), que lleva desaparecida desde el pasado 25 de julio. Además de patrullas de la Guardia Civil y efectivos del servicio municipal de emergencias, desde los primeros días se contó con peros especializados en la búsqueda de personas, vivas o muertas, sin que hubiera resultados. En la jornada de ayer, se desplazó al lugar un perro procedente de Madrid que está especializado en encontrar restos de sangre y de ADN, pero al cierre de esta edición no se produjeron novedades. Mientras tanto, la Guardia Civil sigue con las pesquisas sobre lo que le pudo suceder a la septuagenaria boirense desaparecida.