RIBEIRA – Un conductor en dirección contraria causa alarma en la Autovía do Barbanza y acaba chocando frontalmente con otro coche

Los pilotos de los dos vehículos implicados resultaron heridos leves pese a la brutalidad del impacto

ACCIDENTE1

ACCIDENTE2

Dos conductores fueron evacuados por una ambulancia del 061 hasta el Hospital do Barbanza con heridas, inicialmente de carácter leve, como consecuencia de una brutal colisión frontal registrada poco antes de las diez de la mañana de ayer junto la salida de Palmeira de la Autovía do Barbanza (kilómetro 38). En este accidente se vieron implicados un Citroën C-4 con placas 6114-DFW, a los mandos de Francisco P.G., de 76 años y vecino de Boiro, y un Ford Focus 8080-HVP, conducido por la aguiñense Sara A.E., de 29 años. A la espera de conocerse el informe del equipo de Atestados de la Guardia Civil de Tráfico, todo parece indicar que este accidente de circulación se produjo cuando, posiblemente por un despiste, el primer coche entró desde el acceso de A Tomada (A Pobra) en dirección contraria hacia Riveira, es decir, por la calzada hacia Padrón.

ACCIDENTE3

Un camionero que iba en ese mismo sentido pero por la calzada adecuada y se percató de la situación se puso a su altura y le hizo señas para que diera la vuelta, pero no lo consiguió. Del mismo modo, varios de los conductores que se fueron encontrando de frente indicaron que le dieron las luces e hicieron otras señas para alertarle de que iba por la calzada errónea, pero con el mismo resultado. Parece ser que, cuando el Citroën C-4 llegó a la altura de la salida de Palmeira, la automovilista del Ford Focus no tuvo oportunidad de verlo, pues iba adelantando a un camión y lo que menos esperaba era encontrarse a un vehículo de frente.

ACCIDENTE4

Hasta el lugar se movilizó un amplio operativo compuesto una
ambulancia del 061 con base en el lugar ribeirense de A Ameixida, que realizó los traslados de los dos heridos al Hospital do Barbanza de forma independiente. La primera en ser evacuada fue la joven de Aguiño, que se quejaba de un
fuerte dolor abdominal y, tras regresar al lugar del siniestro,
trasladó al septuagenario, con dolor en la cadera. Aunque en un primer momento se alertó que de podría haber atrapados, la dotación del parque de Bomberos de Ribeira desplazada al lugar comprobó que no era necesario excarcelar, pero si colaboró en las labores de inmovilización de ambos heridos, con collarines y su extracción de los coches haciendo uso del tablero espinal para subirlos a una camilla de la ambulancia. Una vez que el equipo de atestados hizo su informe, dos grúas retiraron los coches y los Bomberos recogieron los restos de carrocería y limpiaron la calzada con desengrasante y agua. En las dos horas en que se prolongó esta incidencia, los vehículos fueron desviados por la salida de Palmeira hacia la carretera comarcal AC-305, hasta que al mediodía se restableció la circulación rodada.

ACCIDENTE6

También intervinieron de diversa forma en la atención del accidente el Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM), patrullas de las Policías Local y Nacional y de la Guardia Civil de Tráfico, así como personal de la empresa de mantenimiento de la Autovía do Barbanza.

ACCIDENTE5