A POBRA – Un ladrón abandona en A Mirandela un furgón robado la semana pasada en Ribeira y se da a la fuga a pie tras una persecución policial

Un ladrón huye a pie y abandona el vehículo robado y que conducía tras una persecución policial. Eran casi las siete de la mañana de este lunes cuando varios vecinos de A Pobra presenciaron como patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Nacional seguían a un furgón de la marca Opel, supuestamente robado la semana pasada en Ribeira y que habría sido utilizado para cometer algún robo en la zona sur de la ría de Arousa.  Durante la persecución, llegó incluso a oírse algún disparo en el entorno del polígono industrial de A Tomada, según narraron testigos de lo sucedido, algo que fue lo que les llamó poderosamente la atención, junto con el sonido de las sirenas de los coches de la comisaría y de la Benemérita. Poco después, el conductor del vehículo abandonó el mismo en la zona de A Mirandela, dándose a la fuga a pie, y al que se le perdió de vista.

Aunque oficialmente se mantiene un escrupuloso secretismo respecto a esta intervención, la redacción de «loqueyotedigo» ha podido saber a través de varios testigos que la Policía Local pobrense se sumó a las labores de búsqueda de dicho individuo, al parecer después de que las otras fuerzas de seguridad de la zona solicitasen su colaboración en las mismas, aunque por el momento no se produjeron novedades sobre su paradero.

Se sospecha que ese amigo de lo ajeno podría ser uno de los integrantes de un clan de hermanos que ya cuenta con antecedentes policiales, la mayoría de ellos también por robos, como los que se les imputaron hace unas semanas, por los que se dictaron órdenes de búsqueda y captura y que motivaron la realización de registros domiciliarios.

Por otro lado, el vehículo abandonado por el ladrón fue recogido por efectivos de la Policía Nacional para tratar de obtener pruebas que puedan dar con la identidad exacta del ladrón y proceder a su detención, así como determinar si contenía material sustraído en otras localidades, tal y como se sospecha, para ponerlo a disposición de la autoridad judicial.