BOIRO / PORTO DO SON – La Campaña de Verán de la Xunta ofrece 1.220 plazas en los campamentos juveniles de Espiñeira y Virxe de Loreto

La Campaña de Verán de la Xunta de Galicia ofertara a lo largo de estos meses un total de 1.220 plazas en los campamentos situados en la comarca de O Barbanza y en la de Noia. En concreto, 500 en el de Espiñeira (Boiro) y otras 720 en el de Virxe de Loreto ( Porto do Son). La conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, se acercó en la mañana de este lunes al campamento Virxe de Loreto, en la localidad sonense para visitar a los participantes del turno actual, y recordó que la campaña de verano gallega es “un referente a nivel estatal”, tanto por el número de plazas como por la calidad de las actividades.

20150720_mato_05

Actualmente, en Porto do Son se desarrola el turno Implíca-T, con 100 plazas. De hecho, el campamento Virxe de Loreto es una de las instalaciones gallegas que oferta esta programación novedosa, que consiste en combinar actividades de ocio y tiempo libre, con otras participativas y de carácter social y que fomentan la acción voluntaria de los muchachos. En este caso concreto, están realizando acciones de voluntariado y educación ambiental, además de otras de carácter náutico como kayak o tabla. En estas tandas Implíca-t, los participantes de entre 14 y 17 años tienen la oportunidad de participar en acciones como la conservación de espacios naturales, la prevención de incendios forestales o la dinamización del o Camino de Santiago, “que conlevan un beneficio para eles mesmos e para o conxunto da sociedade”, destacó Beatriz Mato. La finalidad es que adquieran y desarrollen valores “tan importantes” como el compromiso, la responsabilidad, el trabajo en equipo, la iniciativa o la autoestima.

20150720_mato_10

En total, la Xunta invierte 2,4 millones de euros para desarrollar esta Campaña de Verán en toda Galicia, un 4,5% más que el año pasado. Con este presupuesto se financian 8.530 plazas divididas en campamentos, actividades para mayores de 18 años y campos de trabajo. El número de plazas crece por cuarto año consecutivo. Mato destacó que los campamentos, además de facilitar la conciliación y promover actividades de tiempo libre, tienen otros efectos positivos, como el impulso al empleo. Así, el desarrollo de esta campaña estival da trabajo a más de 900 monitores y directores.