RIBEIRA – Un conductor resulta ileso tras subirse su coche a una isleta e impactar con una señal en la rotonda del Hospital do Barbanza

DSC_0203 DSC_0205

DSC_0228 DSC_0256

Poco después de las tres de la tarde de este jueves se registró un aparatoso accidente de tráfico en la carretera AC-550 (Cee-Ribeira), en el que el conductor y único ocupante del vehículo siniestrado resultó ileso. El percance se produjo cuando el vehículo Fiat Palo con placas de matrícula 7396-PYP, conducido por el senegalés cuya identidad responde a las iniciales W.A., de 35 años y residente en Noia, se salió de la vía, se subió al bordillo de una isleta a la altura de la rotonda del Hospital do Barbanza e impactó contra el poste de unas señales, que derribó.

El automovilista, que manifestó a “loqueyotedigo” que se dirigía de Noia hacia Ribeira para realizar unas gestiones, indicó que desconocía lo que le pudo pasar, aunque cree que pudio ser la unión de varias circunstancias, entre ellas un posible deslumbramiento del sol, pero tampoco se descarta un posible despiste. También indicó que el personal de una ambulancia que procedía del complejo hospitalario comarcal que pasaba por el lugar se interesó por su estado, pero no fue trasladado a ningún centro ya que no presentaba lesión alguna. De todos modos, dieron aviso al Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia, desde donde se movilizó a una dotación del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) de Ribeira, y se estaba a la espera de la llegada de efectivos de la Guardia Civil para que se encarguen de instruir las diligencias del accidente. Por el lugar también pasaron y se detuvieron algunas grúas, pero no retiraron el coche a la espera de que lo ordenen los agentes instructores.

Anuncios