RIBEIRA – El joven detenido por agredir a su padre en Palmeira queda libre tras mostrarse arrepentido y se compromete a desintoxicarse

La juez le impuso un alejamiento de su padre, pero “O Perreras”  dijo que ya tenía intención de no volver a vivir con él

P18 F1

La juez que atiende actualmente el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Ribeira decretó la puesta en libertad del joven A.S.F., “O Perreras”, de 28 años y de Palmeira, al que se le imputa un delito de violencia doméstica, por las lesiones que le ocasionó en dos palizas a su padre en menos de una semana. De todos modos, le impuso una orden de alejamiento de 200 metros respecto a su progenitor, que incluye también la prohibición de comunicación. Cabe señalar que nadie solicitó la medida de prisión preventiva para este palmeirense, y se tuvieron en cuenta diversas condiciones a la hora de establecer las medidas acordadas. Lo que parecen tener todos bastante
claro es que si se repiten los hechos, lo más probable es que ingrese de manera irremediable en prisión.

Según pudo saber la redacción de “loqueyotedigo”, el joven llamado “O Perreras” se mostró totalmente arrepentido de lo que le había hecho a su padre en el momento de su comparecencia que tuvo ayer por la mañana ante la juez, así como la fiscal y su abogado defensor. Del mismo modo, antes de conocer la resolución judicial, este joven manifestó estar conforme con no residir en el domicilio paterno. De hecho, indicó que pasará a vivir con otro familiar de la parte de su madre. Y reconoció que la conflictividad existente con su progenitor derivaba en una discusión acalorada a causa de otros elementos, como serían los consumos de alcohol y drogas, y que ello desencadenaba en los
episodios de violencia doméstica denunciados.

De todos modos, lo que no reconoció es la autoría de otros hechos en los que se apuntaba hacia su persona como supuesto causante. A este respecto, se refirió al caso del incendio registrado a última hora del pasado sábado, día 6 e junio, en un galpón contiguo a la vivienda que compartía con su padre, algo a lo que hicieron referencia tanto el abogado como la juez. Tampoco se reconocer autor del delito de maltrato animal, pues dijo que los perros, un ternero, un cerdo y dos ovejas, algunos muertos y otros desnutridos, esqueléticos y con aspecto poco saludable, que tienen en casa le pertenecen a su progenitor, por lo que no se le incriminó por ese asunto, pese a que residía en ese domicilio. De hecho, cabe recordar que cuando hace unos días se los iba a llevar la Xunta en un camión, un tío del ahora imputado firmó un documento por el que se hace responsable de
ellos, para que no se los llevasen.

DESINTOXICACIÓN
“O Perreras” se comprometió a someterse a partir de este miércoles a un tratamiento de desintoxicación, para lo que acudirá a la Unidad Asistencial de Drogodependencias (UAD) de Ribeira. Del mismo modo, el letrado que lleva su defensa solicitará pruebas médicas y no descarta reclamar una pericial médica del forense para que se pueda calibrar si los problemas de adicciones que tiene este joven de Palmeira le afectan en su conducta.

Cabe recordar que las brutales agresiones que le atribuyen a “O
Perreras” generaron una gran alarma social al hacerse públicas, y que se agrandaron al conocer que se le dejó en libertad, pese a que se le estableció una orden alejamiento de su padre, aunque también desconocían otros aspectos que tuvieron lugar en la declaración en sede judicial y que se difunden ahora a través de esta información en “loqueyotedigo”.