RIBEIRA – Un operario sufre quemaduras en una mano al reparar un cuadro eléctrico que ardió en el edificio de la Cruz Roja

DSC_6803

DSC_6798

Un operario sufrió importantes quemaduras en buena parte de una mano como consecuencia de una gran explosión que se produjo en unos cuadros eléctricos incrustados en una fachada lateral de la nueva sede de la Cruz Roja de Ribeira, y que proporcionan suministro de energía al puerto, y que estaba reparando después de que ardieran horas antes, posiblemente, a causa de un cortocircuito. El suceso se registró en torno a las tres y media de la tarde cuando el electricista estaba subido a una escalera mientras limpiaba con un cepillo la zona afectada por el incendio cuando, pese a que existía el convencimiento de que la corriente estaba cortada tras retirarse los fusibles, “produciuse un fogonazo, cun gran estruendo que se puido escoitar a moitos metros á redonda, que lanzou ao home polo aire, pero que caeu de pe moi preto, aínda que tiña a man bastante afectada, como se puido ver ao sacar as luvas de látex”, relató un testigo, que fue la primera persona en auxiliarlo.

IMG_20150515_162320

IMG_20150515_162506

IMG_20150515_161141

received_10204154838774522

La víctima estaba consiente, pero, a la vez muy nerviosa y temblaba bastante y le recomendaron, incluso un técnico sanitario que se encontraba en la zona, que acudiera al centro de salud, que se encuentra en las inmediaciones del lugar del siniestro, a lo que finalmente accedió, después de ir y venir de un sitio para otro. Pese a que no precisaba de nada ni de nadie para desplazarse hasta ese lugar para recibir asistencia médica, le acompañó el muchacho que lo auxilio en un primer momento. En el ambulatorio le realizaron las primeras curas, aunque no se descarta que tenga que acudir a un centro hospitalario a completarle la intervención.

IMG_20150515_162430

IMG_20150515_162351

IMG_20150515_161247

IMG-20150515-WA0005

IMG-20150515-WA0011

Respecto al incendio que provocó la accidentada intervención del electricista se debió a un cortocircuito en un cuadro eléctrico en el citado edificio que es titularidad de Portos de Galicia y que, antes de Cruz Roja, acogió la vivienda del jefe de los celadores del puerto de Santa Uxía y también el puesto de la Patrulla Fiscal Territorial (Pafite) de la Guardia Civil. Un pintor que preparaba las paredes exteriores para proceder a su pintado con los colores corporativos de dicha organización benéfica, fue el que escuchó también una explosión y vio salir una negra humareda y chispazos de los cuadros eléctricos. De inmediato, dio la voz de alarma para que se bajasen los diferenciales, pues dentro de la sede todos eran ajenos a lo que estaba pasando en el exterior, pues en las oficinas se mantenía el suministro eléctrico.

IMG_20150515_130521

IMG_20150515_161221

IMG_20150515_130434

Un miembro del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) ribeirense que pasaba por allí avisó a sus compañeros de agrupación y luego desde el Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia se movilizó a los Bomberos de Ribeira y Policías Local y Portuaria. El suceso no afectó a ninguno de los equipos ni instalaciones de Cruz Roja, pues el suministro eléctrico les llega por otras fases. Donde si se dejó notar más esta incidencia fue en dos edificos próximos que albergan las oficinas municipales de Información y Consumo y de Turismo, por un lado, y Capitanía Marítima, por otro, en donde los trabajadores percibieron que la luz empezó a temblar y de repente se apagaron los ordenadores. Algunos de ellos recordaron que en julio de 2014 ya se registró una incidencia similar. Para evitar cualquier tipo de riesgo, se estableció un cordón de seguridad y así evitar que se aproximasen demasiado los muchos curiosos que se percataron de lo que había sucedido. Finalmente, la avería pudo quedar reparada, y Cruz Roja puede seguir adelante con su planes para inaugurar su nueva sede, previsiblemente, dentro de una semana y media.

DSC_6773

DSC_6776

DSC_6780

DSC_6781

DSC_6787

DSC_6790