RIANXO – La Guardia Civil de Tráfico tiene serias dudas de que el atropello con fuga en Taragoña se hubiera producido realmente

Los agentes del destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Santiago de Compostela, que instruyen el atestado por el aviso de un atropello a una joven boirense en la carretera comarcal AC-305, a su paso por el lugar de Ourolo, en la parroquia rianxeira de Taragoña, y en el que se indicaba que el vehículo responsable se había dado a la fuga en dirección hacia Padrón, tienen serias dudas de que ese accidente de tráfico se haya producido realmente. Esa es la conclusión a la que llegan después de escuchar el testimonio de la supuesta víctima de 17 años, pues señalaron que su versión era muy confusa y no parecía demasiado razonable. Además de considerar la poca congruencia en su relato, precisaron que la muchacha no presentaba el más mínimo rasguño que pudiera evidenciar que fuera alcanzada y arrollada por algún coche, y que el atropello tan sólo se produjo en la mente de ella. Curiosamente, los agentes le llegaron a hacer a la joven la prueba de alcoholemia, en la que dio resultado negativo. Por todo ello, parece que el caso se ha dado por cerrado y no se mantiene abierto ningún dispositivo de búsqueda de un coche antiguo de color gris con una matrícula de la que la denunciante facilitó la primera letra y los cuatro dígitos.

Anuncios