RIBEIRA – La sede de la Policía Local acumula desperfectos pese a llevar menos de 7 años en funcionamiento

El pasado miércoles aparecieron levantadas varias plaquetas de cerámica del suelo de las diferentes plantas de la sede de la Policía Local. Al parecer, había el compromiso por parte del edil delegado de dicho departamento de enviar a un albañil el siguiente día hábil, pues esa jornada no estaba operativo debido a la festividad de la Constitución Española. Pese a que el jueves fue día laborable, el operario acudió pero tan sólo realizó algún trabajo para sanear una parte de la zona afectada, por lo que será necesario esperar a que llegue el lunes para que se puedan retomar los trabajos de reparación. Esta circunstancia no ha hecho más que sacar a la luz esta y otras deficiencias que presenta el edificio cuando apenas han transcurrido siete años desde su inauguración y su puesta en funcionamiento.

Cabe recordar que poco después de su inauguración, se desprendieron unas plaquetas que hay en la parte superior del inmueble. También empezaron a aparecer marcas de óxido en el portalón del montacargas, algo de lo que en Concello tiene conocimiento, pero que no ha supuesto ninguna actuación. Los trabajadores de dicha dependencia se quejaron varias veces de los malos olores que desprenden los aseos y que se extienden por el edificio. Además, en una ocasión se llegó a inundar el sótano, donde están los calabozos y el garaje al no funcionar las bombas de achique. Los agentes también piden que se ponga una visera en la fachada para evitar mojarse cada vez que entran en el inmueble y está lloviendo.

Anuncios