RIBEIRA – Herido el ocupante de un vehículo en un choque contra un árbol y un contenedor de vidrio en Aguiño

La Rúa Castelao, a la altura del número 76, junto al campo de fútbol de A Tasca, en Aguiño, registró a las dos y veinte de esa misma madrugada un accidente en el que también se vio implicado un único vehículo. Consistió en una salida de vía de una furgoneta Citroën Berlingo, que impactó inicialmente contra un árbol ornamental, para acabar rebotando contra un contenedor de vidrio. Al romper este último por una parte de la base se esparcieron un buen número de botellas por la calzada, que los Bomberos ribeirenses se encargaron de retirar y volver a introducir en ese recipiente, así como procedieron a limpiar el pavimento. Al lugar también acudieron patrullas de la Policía Nacional y Local, siendo estos últimos los que elaboran el atestado.

Aunque todo apunta a que el conductor era un muchacho de 23 años, con iniciales J.Q.R., pues había incrustados pelos suyos en el cristal del parabrisas con el que golpeó su cabeza -ese joven fue evacuado al hospital comarcal en una ambulacnia del 061, en la que también fue trasladado su padre, pero que no presentaba lesión alguna-, parece ser que, para evitar que fuera denunciado por alcoholemia positiva, alguien trató de justificar que era su madre la que pilotaba y que su hijo salió despedido por encima de ella hasta golpearse contra el cristal. El volante se dobló al golpearlo el conductor con el pecho, al salir despedido como consecuencia de no llevar puesto el cinturón de seguridad.

Anuncios