RIBEIRA – La joven Miriam Santiago Armemtal entra como concursante en la casa de Gran Hermano Revolution

Muchos ribeirenses se acostaron en la noche del lunes o se despertaron en la mañana de este martes con la noticia de que su vecina Miriam Santiago Armental, de 21 años, había entrado como concursante en el popular reality show Gran Hermano, en su ediciòn Revolution, que emite Telecinco. Pese a que hasta poco antes de la medianoche no supo el desenlace de su participación en este concurso, durante las horas previas a la emisión del programa fueron numerosos los allegados a la muchacha que la felicitaron al entender que ella ya veía cumplido su sueño de llegar hasta el último momento con posibilidades.

De todas maneras, hubo algún detalle del que se tuvo conocimiento antes de que pronunciase su nombre el presentador de la gala, Jorge Javier Vázquez, y que hacía pensar en que era una de las elegidas. Se trataba de que la cadena privada de televisión del grupo audiovisual Mediaset ya le designó un representante por los próximos dos años, un periodo en el que Telecinco tiene la exclusividad de las intervenciones de la joven ribeirense. Pero, Miriam Santiago no estará sóla, pues será concursante junto con Hugo Sierra, un uruguayo que vive en Palma de Mallorca, al decidirlo la seis veces medallista de oro en artes marciales.

Al formar un único concursante, ambos nominarán juntos, como uno solo, si nominan a uno de los dos el otro también está nominado y si uno e ellos es expulsado también lo será el otro. Ella tomo esa decisión al entrar en el reality show como consecuencia de ser la vencedora de la prueba a la que fueron sometidos los dos y que consistía en encontrar una botella de cristal que estaba escondida por la casa de GH. Dentro de la misma había un papel con la pregunta de si aceptaba que la otra persona -en este caso, Hugo- entrase en la casa formando un único concursante con ella. Miriam respondió que aceptaba esa condición, pues no quería que la otra persona se quedase fuera como consecuencia de su decisión.

Anuncios