BOIRO – Un vertido contaminante afectó a más de 200.000 metros cuadrados de un polígono de bateas frente a Cabo de Cruz

El suceso, que ocurrió a la altura del muelle de Curbera y la playa contigua, se solventó removiendo con turbinas la gran mancha con el agua

El margen derecho de la Ría de Arousa fue escenario ayer de un nuevo vertido contaminante que, concretamente se detectó en el litoral de Cabo de Cruz, que se extendió por una superficie incluso cuatro veces superior al detectado un día antes entre la dársena de Ribeira y la playa de Coroso, y que ya había causado gran alarma…

Si quieres seguir leyendo esta información debes pulsar en el siguiente enlace:

http://bit.ly/2xA9r2l

Anuncios