RIANXO – Rechazan que se acuse de un delito de falsedad documental en dos lanchas

Medio centenar de socios de la Cofradía de Pescadores de Rianxo acudieron este lunes por la mañana a una concentración ante el edificio de Capitanía Marítima de Vilagarcía en apoyo de dos armadores a los que se les incautaron dos planeadoras por tener el folio doblado de otras embarcaciones. Señalan que se trata de lanchas auxiliares que llevan el mismo nombre que las principales para acceder a las zonas de menos calado y más próximas a la costa para poder trabajar o rastrear, pues con la grande les resulta imposible, pero precisaron que nunca usan las dos a la vez, además de que no perjudican a nadie. Los propietarios de las dos lanchas, “Juan Ángel” y “Marba Dous”, subieron en torno a las 10.30 horas a una reunión acompañados del patrón mayor, Miguel Ángel Iglesias, y del abogado del pósito, para entrevistarse con el capitán marítimo, Manuel Martínez Calvo, y con el responsable de seguridad marítima, Manuel Calderón Serrano.

De la misma, los miembros de la cofradía no salieron demasiado optimistas pues, por un lado, pues no parece que se vaya a retirar la denuncia cursada por la vía penal por falsedad en documento público, aunque están convencidos de que es “excesivo”, pues subrayan que ellos no son delincuentes, que es como dijeron que se sintieron tratados, y que lo normal sería que se quedase en una denuncia administrativa. La intención de los denunciados pasa por conseguir que no se tramitase como denuncia penal, pero ese es un asunto que está en manos de la Guardia Civil, ante la que desde Capitanía Marítima les indicaron que no pueden hacer nada, y que se cree que no va a echarse atrás. Señalan  los afectados que por su parte no hay sobrepesca, y que se respetan los cupos, además de que no perjudican a nadie. Lo que si van a hacer este es regresar a Padrón para entregar toda la documentación que acredite que las planeadoras son de ellos, y solicitar que se las devuelvan en la Xunta tras ser depositada en una nave municipal en Xarás.

Aunque al tratarse de un asunto que está judicializado no parece que sea nada fácil recuperar el coche. Quienes estaban apoyándolos desde delante de la fachada del edificio indicaron que lo que les sucedió a esos dos compañeros posiblemente tenga lugar en los próximos días en Boiro. En este sentido, para no encontrarse con ese contratiempo en un fututo, le reclaman a Gobierno estatal que sea modificada la normativas existente que impide darle esa utilidad. Según indicaron algunas fuentes consultadas por “loqueyotedigo”, Gardacostas tomó fotografías en un control rutinario y dieron parte de esa supuesta infracción a la Capitanía Marítima, además de poner los hechos en conocimiento de la Patrulla Fiscal y de Fronteras. Los afectados por la intervención temporal de la planeadora indicaron que esta intervención lo único que ha conseguido es “crear dúbidas entre os profesionais do mar”, pero que ellos son los primeros interesados en que la  gente vaya tranquila al mar.

 

Anuncios