DEPORTES – El Grupo Santorum & Martínez se impone en la Regata Frinsa

Extraordinario espectáculo deportivo fue el que se vivió durante la celebración de la XVII Regata Frinsa, que congregó este sábado a casi medio centenar de embarcaciones llegadas desde distintos puertos de la geografía gallega. El comité pudo dar la salida una vez que entabló el viento, con una intensidad media de unos 12 nudos. El recorrido elegido fue el numeral 2, con una distancia de 8,5 millas (18 kilómetros), yendo desde la salida hacia una boya de desmarque en la Isla de Rúa (babor), boya del Ter (babor) y llegada, que los veleros cubrieron con gran rapidez.
En la división de los más grandes, la de Regata, se llevó el primer premio el Grupo Santorum & Martínez, de Javier Durán, del Club Náutico de Boiro. Segundo fue el Oral Group Galiplant, de Pedro Pazos, del Real Club Náutico de Sanxenxo, que le ganó en una protesta efectuada sobre el Siradella, en un derecho de paso sobre una boya, lo que se conoce en el argot náutico como un babor-estribor. Finalmente, el comité de protestas estimó el alegato del Oral, descalificando al velero portosinense. Tercero en esta Clase fue el Meigas Fora, de José Codesido, del Real Club Náutico Portosín.

En Crucero-Regata el vencedor fue el Camping Ría de Arosa, de José Manuel Pombar, del Club Náutico de Boiro. Le siguió en la tabla el Arnoia, de Francisco Álvarez, del Club Náutico de Beluso. Y tercero el Viento de Levante, de Fernando González, del Real Club Náutico Portosín. En Crucero fue el Santiago Roma Rías Baixas, de Iñaki Carbajo, del Club Náutico de Beluso el que se llevó la Dorna del trofeo de la Regata Frinsa, como claro vencedor. Le siguió en la clasificación el Piko Norte, de José Manuel Castro, del Club Náutico de Boiro. Y tercero, el velero de Portosín patroneado por Pablo Oliver, el Dracco. Por último, en la Clase Open, fue el Leonciño, de Domingo Fernández, del Club Náutico Deportivo de Ribeira, el triunfador en esta División especial. Segundo el Carpe Diem, de Fernando Sánchez, del Club Náutico de Rianxo. Y tercero el Asterix, de Sergio Triñanes, del Club Náutico Deportivo de Ribeira. Por último, Ramiro Carregal ofreció una gran recepción a todos los participantes en una gran carpa instalada en las inmediaciones del club náutico ribeirense para degustar los productos elaborados por Frinsa.

Anuncios