RIANXO – El funeral por el matrimonio fallecido en el brutal accidente de tráfico en Burés será a las seis de la tarde de este sábado

Los restos mortales de Fernando Pérez Collazo y de Susana Escobar Pérez, el matrimonio rianxeiro fallecido en el brutal y dantesco accidente de tráfico registrado a las dos menos diez de la tarde del jueves en la carretera comarcal AC-305,  su paso por el lugar de Burés, en la parroquia de Asados, llegaron en torno a la dos de la tarde de este jueves al tanatorio Manuel Sánchez, al que se fue acercando gran cantidad de gente para dar sus condolencia a los familiares. Los cadáveres serán velados en esas instalaciones hasta las seis menos cuarto, pues está previsto que un cuarto de hora después den comienzo el funeral conjunto de ambos en la iglesia de Santa María de Asados, para seguidamente partir hacia Santiago de Compostela con el objeto de ser incinerados en Boisaca.

El trágico suceso en el que perdieron la vida los integrantes de esta pareja ha provocado una gran consternación en la villa rianxeira y en los alrededores, pero también por el resto de la geografía gallega a la que, a través de las redes sociales y aplicaciones de mensajería de telefonía móvil fueron llegando las impactantes imágenes del accidente, incluyendo las del coche envuelto en llamas. El hecho de que Fernando Pérez Collazo sea natural del municipio rianxeiro, concretamente del lugar de Somoza, en Asados, y que se trataba de una persona muy apreciada tanto personal como laboralmente no ha hecho más que aumentar la consternación, además de por el hecho de que se trataba de una pareja joven, ya que ambos tenían 41 años.

Los primeros minutos tras producirse el accidente de tráfico, en el que quedaron atrapados, y que el BMW Serie 3 en el que iban quedase envuelto en llamas de manera inmediata, resultaron dramáticos, pues incluso se llegó a pensar que podría ir con ellos su hijo de tres años, pero, según fue pasando el tiempo se descartó esa posibilidad, pues llegaba la confirmación de que lo habían dejado con un familiar mientras ellos iban a un hospital a la capital de Galicia. Tal y como ya avanzó el jefe del destacamento de Tráfico de Santiago de Compostela, el teniente Manuel Meléndez, los primeros resultados de la investigación apuntaron únicamente que el automóvil en el que iban los dos fallecidos invadió el carril contrario y colisionó frontalmente contra un camión, cuyo conductor resultó herido, y estaba especialmente afectado por las fatales consecuencias del mismo.

Anuncios