RIBEIRA – Dos hermanas se niegan a pagar el billete de bus después de que otro pasase sin detenerse en la parada

La empresa de transporte de pasajeros Arriba requirió pasadas las cuatro de la tarde de este viernes los servicios de la Policía Local ribeirense debido a que dos hermanas habían subido a un autobús en la parada que hay en las inmediaciones de la plaza de abastos para dirigirse hacia Santiago se negaban a pagar el billete. Esas mujeres,
de entre 30 y 35 años, indicaron que se encontraban junto la marquesina esperando por el bus de línea, pero que pasó deprisa y sin detenerse en ese punto. Indicaron que en un primer momento salieron corriendo detrás de ese vehículo, pero no lograron que atendieron sus indicaciones para que se parase.

Las jóvenes decidieron regresar a la parada y cuando llegó el siguiente autobús lo cogieron y le indicaron al chófer que no estaban dispuestas a pagar como consecuencia de lo que les había sucedido, precisando que su situación era como si al ir a un restaurante y se encuentra una mosca en la sopa no se paga la comida. Dijeron que no iban a reclamarle a la empresa pidiéndole la hoja de reclamaciones, pues señalaron que no les había servido de nada en experiencias anteriores, sino que su intención era presentar denuncia en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. Finalmente, bajaron del autobús.