A POBRA – La madre y hermana de Diana Quer regresan a la casa de veraneo en Cabío para estar más cerca de ella a punto de cumplirse seis meses de su desaparición

DSC_7615

Las puertas y ventanas de la casa de veraneo en el lugar pobrense de Cabío de la familia de Diana Quer, la joven madrileña de la que este miércoles se cumplirán seis meses de su desaparición, se volvieron a abrir este fin de semana, tan solo unas horas después de que el juez instructor decidiera prorrogar durante un mes más el secreto de las actuaciones de este complejo e inquietante caso. Ello se debe a que tanto la madre, Diana López-Pinel, como la hermana, Valeria, regresaron en la noche del viernes a pasar estos días en la villa, como ya lo hicieron juntas en alguna ocasión anterior o bien la progenitora sola, como ocurrió durante las pasadas Navidades. López-Pinel ya había manifestado hace casi dos meses que su regreso a la villa pobrense se debía a que se sentía más cerca de su hija mayor, de la que mantiene la esperanza que va a aparecer con vida. Mientras tanto, espera que le lleguen novedades que le pueda aportar el grupo de investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) que llevan el caso y que siguen investigando lo que sucedió en la madrugada del 22 de agosto a la adolescente de Pozuelo, sin que por el momento se tenga conocimiento de un móvil o restos biológicos de la desaparición, y tampoco se descarta nada, ni tan siquiera a los feriantes que estaban en la localidad con motivo de la fiesta del Carme dos Pincheiros. De hecho, según indicaron algunas fuentes, se analizan minuciosamente diversas imágenes a las que ha tenido aceso la Guardia Civil en las que esa gente y sus atracciones de feria están en el punto de mira de los investigadores. Mientras tanto, sigue sin obtenerse información relevante sobre el contenido dle iPhone 6 de Diana Quer que un mariscador de la Cofradía de Rianxo localizó con su rastro cuando faenaba debaj odle puente de la Autovía do Barbanza, a la altura del litoral de Cespón, en Boiro. De todos modos, tal y como ya avanzó «loqueyotedigo», en la agenda de los investigadores siguen figurando dos peronas de interés policial que podrían tener algo que ver con lo sicedido, pero por el momento no han encontrado las pruebas o indicios suficientes como para proceder a su imputación.

P16 F2.JPG