BOIRO – Empresarios de la localidad degustaron el lubrigante de 6 kilos capturado por un marinero en Cabo de Cruz y que preparó en salpicón el equipo de cocina de Chicolino

_20170126_183222

La redacción de “loqueyotedigo” le ha seguido la pista al lubrigante de seis kilos capturado el pasado jueves con un trasmallo por el joven marinero Manuel Gago en aguas de la ría arousana, a la altura de lugar boirense de Cabo de Cruz. Después de trascender que fue vendido a una cetárea de Boiro, se ha sabido que fue un empresario de la localidad boirense el que lo compró para degustarlo junto a otros amigos para darse un auténtico festín. Pero, previamente, para la elaboración de esta extraordinaria pieza de marisco, contó con los servicios del equipo de cocina del restaurante Chicolino (Exipto-Abanqueiro), compuesto por Lita, Jose, Arturo, Montse y Elena, junto con el cocinero Miguel Mosteiro, asesor gastronómico del referido establecimiento y jefe de cocina de IN9 Eventos, que cuentan con la distinción “Q” de Calidad Turística, la primera desde hace mñas de un lustro y la segunda la recibio en la última edición de Fitur. Este ejemplar de lubrigante que no se suele ver con frecuencia y que tanto ha llamado la atención desde que se hizo pública su captura fue elaborado en salpicón, con una vinagreta, con huevo cocido y verduras. A uno ya se le ponen los dientes largos con solo escribirlo. Quienes tuvieron la oportunidad de comerlo prefieren mantener el anonimato, pero lo que si se ha sabido es que no dejaron nada en los platos y que ya están esperando una nueva ocasión para volver a juntarse en torno a una mesa.