RIBEIRA – La Praza de España amanece helada y se echó sal tras una salida de vía de un vehículo que patinó y choque contra un bolardo

img-20170125-wa0013

La Praza de España, de Ribeira, volvió a amenecer completamente helada y envuelta en escarcha. Un vehículo Peugeot 308 con placas de matrícula 6662-GRB, conducido por la ribeirense L.R.S., patinó al pasar a las ocho menos diez de la mañana de este miércoles, día 25 de enero, por la zona de empedrado que hay en la curva de la Rúa Mendiño que pasa paralela a dicha esplanada y acabó colisionando contra una bola metálica que impide el paso hacia la misma, y sufrió daños en su defensa delantera. Según relataron algunos testigos, hasta el lugar se movilizó una patrulla de la Policía Local ribeirense, que elaboró un informe del suceso, y también una dotación del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM), que se encargó de echar sal para hacer frente a la peligrosa situación que se registraba en ese lugar.

Vecinos de esa zona y viandantes solicitan que se adopten medidas de seguridad con carácter previo a que se produzcan este tipo de incidencias. De hecho, recuerdan que ya se tienen registrado sucesos a consecuencia de la helada en la Praza de España, como a media mañana del pasado 31 de diciembre cuando una ribeirense de unos 60 años, cuya identidad responde a las iniciales J.D.F., resultó herida de diversa consideración al resbalar en la escarcha acumulada en el pavimento de piedra. La mujer acababa de subir en el ascensor que comunica el párking subterráneo O Rueiro y dicha explanada cuando al salir del elevador y pisar en el suelo de la plaza se deslizó como consecuencia de la capa de hielo que aún permanecía a esa hora en ese punto. Como consecuencia de ello, esa sexagenaria, que iba sola, cayó de espaldas y se golpeó la cabeza. Como no había nadie que pudiera escuchar su llamada de acuxilio, acabó acudiendo ella sóla a una clínica privada de la ciudad, desde donde aviso a sus familiares.

Un familiar de la víctima indicó que había llamado al Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia para solicitar que se tomasen medidas, pero según pudo constatar poco después la situación persistía y nadie pasó por el lugar para echar sal que mitigase el riesgo de que la gente pudiera patinar y sufrir un accidente. Algunas personas que fueron testigos de la situación del pavimento de la Praza de España expresaron su sospecha de que pudiera ser que le afectase la pista de hielo y que por eso se estuviera produciendo escarcha e ese sitio, además de las bajas temperaturas que acompañaban en esas fechas junto a otras condiciones meteorológicas.