RIANXO – Un vecino pide la ayuda de Servicios Sociales para que su padre reciba una adecuada atención

El rianxeiro José Aboy ha querido hacer pública la delicada situación por la que atraviesa desde el 2010, pero de manera especial desde dos años después en que falleció su madre. Indicó que lleva siete años en el paro y al cuidado de su padre de 77 años que padece una enfermedad crónica, consistente en una discapacidad cognitiva, entre otras patologías, que le obliga a tener a una persona pendiente de él las 24 horas del día. Este vecino señala que lleva tiempo reclamando y presentando todos los papeles que desde Servicios Sociales le manden, sin éxito, a una persona para atenderlo o que le asignen plaza en una residencia o centro de día, a las que cree que tiene derecho, “porque eu xa non podo máis”, precisó.

Aboy añade que a él le están denegando una discapacidad por un problema en la espalda del que le operaron y que le obliga a llevar una placa y que, por el contrario, si le reconocen a un hermano, y añade que tampoco está percibiendo la ayuda de la Risga porque tiene 43 años. Y agregó que lleva siete años firmando en la oficina de desempleo, pero no le llaman n para un curso, ni entrevista ni trabajo. Y dice que mientras le obligan a atender a su padre, él no puede buscar un empleo. Añade que él y su padre viven únicamente de la pensión de este último, y que lo hacen en un entresuelo que antes era un almacén en el mismo edificio de A Fincheira en el que se ubicaba el piso del que fueron desahuciados hace años después de una ejecución hipotecaria relacionada con un familiar al que sus padres avalaron con esa vivienda para la hipoteca de otro inmueble en Boiro.