O BARBANZA – Los niños pudieron aprovechar el soleado día para salir a la calle y enseñar a sus amigos los regalos de Reyes

P17 F2.JPG

Después de unos años en los que la lluvia invitaba a la gente a quedarse en sus casas el Día de Reyes, ayer cambió la dinámica y fueron muchos los que se animaron a dar un paseo y lucir lo que les trajeron Sus Majestades de Oriente. Los que más disfrutaron fueron los niños, que tuvieron oportunidad de sacar a la calle y enseñarles a sus amigos los regalos que les dejaron Melchor, Gaspar y Baltasar, a los que horas antes pudieron ver en las espectaculares cabalgatas que alimentaron la ilusión de grandes y pequeños. Algunos de ellos indicaron que aún tienen dos días más para seguir disfrutando de sus nuevos juguetes, antes de que este lunes tengan que volver a las aulas de sus colegios. En la imagen tomada en la tarde de este viernes en Ribeira se puede ver a varios niños de A Pobra, junto con alguno de la capital barbanzana, estrenando sus juguetes, entre los que no faltaron el balón de fútbol, muñecas, piezas de fruta de plástico y el didáctico puzzle, entre otros muchos.

Anuncios