RIBEIRA – Estrepitoso fracaso de la fiesta de Fin de Año/Año Nuevo en la carpa municipal

DSC_0205.JPG

La fiesta de Fin de Año/Año Nuevo que se programó desde el departamento municipal de Xuventude de Ribeira en la carpa municipal que acogió provisionalmente la plaza de abastos, fue un estrepitoso fracaso después de que se contasen con los dedos de las manos de los dos guardias de seguridad contratados para tal evento el número de personas que pisaron ese recinto. Algunas personas indicaron que no se habían enterado pues no se le dio la publicidad necesaria para saber que se celebraba y, a falta de conocerse una versión oficial, creen que esta actividad fue fruto de la improvisación de algo que se programa a última hora. Ni la difusión en redes sociales, ni a través de otros métodos en los que se echó mano de las nuevas tecnologías resultó suficiente para que la gente se enterase. Además, quienes se acercaron hasta el referido recinto a cubierto dieron la vuelta al ver que no había nadie dentro. Tan sólo una veintena de personas se atrevieron a entrar y permanecer durante un tiempo bailando al ritmo de las músicas que ofreció un pinchadiscos. El resultado fue que cuando llegaron las seis de la mañana la música dejó de sonar y la carpa cerró sus puertas con más pena que gloria. Mientras tanto, los locales de hostelería registraron grandes afluencias de vecinos y visitantes que, en su gran mayoría lucieron sus mejores galas para celebrar la llegada del  Año Nuevo. De hecho, a muchos de ellos se les siguió viendo por las calles con las primeras luces del día luciendo sus pajaritas, corbatas y otros complementos tal y como las llevaban al salir de sus casas. Según las fuerzas de seguridad, no se registraron incidentes que pudieran enturbiar el desarrollo de esta celebración.

Anuncios