A POBRA – Carta de Valeria Quer López Penil a su hermana Diana

A continuación, os comparto una carta de Valeria Quer López-Pinel, una madrileña de 16 años a la que no conocía hasta el pasado lunes, 22 de agosto, pero a la que en estos días me he acercado mucho para apoyarla para ser un granito de arena con el que ayudarle a superar la angustia de la desaparición de su hermana. Anoche, leí la carta que le escribió a Diana y se me encogió el corazón y, a decir verdad, no he podido pegar ojo. Esta niña y toda su familia se merecen que vuelva con ellos…

DSC_7615.JPG

“Lo siento, no dejo de mandar mensajes pero me gustaría que difundierais este mensaje para conmover a la gente y para que veáis como me siento. Esta tarde, pensando en mi hermana, decidí escribir lo que sentía y aquí os lo adjunto. Cada día, hora, segundo que paso sin ti es cada vez más largo. Quiero que aparezcas y poder decirte todo lo que no he sido capaz de decirte cuando estabas a mi lado. Que te quiero Diana, que hay miles y miles de hermanas y yo he tenido la suerte de tener, además de a la más pesada, a la mejor de todas. Todos esos besos abrazos que no te he dado te los daría ahora. Si apareces, te juro que te mato, te mato a todos los besos y abrazos que no te he dado. Nunca me he portado muy bien contigo y, a decir verdad, en estos momentos es cuando uno valora lo que tiene, cuando está a punto de perderlo y, si te pierdo a ti, me pierdo yo también. Donde tu vayas, yo voy contigo. Has pasado miles de cosas, has superado anorexia y miles de adversidades y has sido capaz de superarlas con esa sonrisa que tienes y digo tienes porque tengo la esperanza de que la sigas teniendo y se que la sigues teniendo. Vuelve Diana. Aquí hay muchas personas que te necesitamos, incluso más de las que tu te piensas. Que este dolor se me pase con la cura de tu compañía. Te necesito aquí, a mi lado, cerca. Por favor, estés domde estés, como estés, vuelve. Y vuelve con esa sonrisa que siempre le has puesto a las adversidades de la vida. Quitadme todo lo que tengo, menos a mi hermana. A mi hermana devolvédmela sana y salva.”

Anuncios