A POBRA/RIBEIRA – Amigos de Galicia impulsa la inclusión sociolaboral con formación para el cultivo en huerta de arándanos y frambuesas

IMG_20160804_002214

El presidente de la Fundación Amigos de Galicia, Jesús Busto, anunció que una vez concluya el verano van a impulsar el desarrollo de un curso de formación de dos meses de duración, dentro de su planificación para lograr la inclusión social de personas desfavorecidas, para promover el cultivo en huerta agrícola de arándanos, frambuesas y otros productos que están funcionando muy bien con experiencias similares en el norte de Portugal. Precisó que se ofertarán diez plazas y que previsiblemente se desarrollará en Ribeira. Así lo indicó en el acto de entrega de diplomas del curso de operario de conserva -también recibieron el título de manipulador de alimentos-, en el que se contó también con la colaboración de los departamentos municipales de Servicios Sociales ribeirense y pobrense. Lo acabaron 16 de los 20 que empezaron, y de los que, tras las prácticas en la fábrica Luis Escurís Batalla, en el polígono pobrense de A Tomada,  cuatro están trabajando en el sector -1 en esa industria y 3 en Frinsa-, uno en un camping y otro en un hotel.

El acto contó con la asistencia del director xeral de Inclusión Social de la Xunta de Galicia, Arturo Parrado; el alcalde de A Pobra, Xose Lois Piñeiro; el teniente de alcalde de Ribeira, Emilio Pérez; el gerente de la empresa Luis Escurís Batlala, y en representación de la Fundación Amigos de Galicia estuviron su director, Jesús Busto, y su secretario, Antonio Costa. Arturo Parrado resaltó la labor que desarrolla la Amigos de Galicia en la inclusión sociolaboral de las personas que están en una situación difícil, además de valorar muy positivamente que se realicen las prácticas en las empresas donde después van a poder trabajar los alumnos. Xosé Lois Piñeiro se alegró de que una empresa do su localidad participe en este tipo de acciones. Emilio Pérez, que trabajó durante 10 añosen esa conservera, manifestó que en ella siempre primó el valor humano entre dirección y trabajadores y felicitó a la mencionada fundación por el trabajo que vienen realizando en el municipio ribeirense. Por último, Luis Escurís Batalla, que también es patrono de Amigos de Galicia, declaró que en su empresa, además de buscar la rentabilidad, son sensibles a las dificultades de la gente y están implicados en su inserción laboral.