RIBEIRA – Un visto y no visto en el Malecón

Esta no es la noticia del siglo, ni mucho menos, pero por lo que dio que hablar este viernes, día 8 de julio, casi parece que se convirtió en ello. Incluso por la movilización que generó entre los amantes de la fotografía y reporteros gráficos, y eso que estamos hablando de una época en la que muy pocas cosas se escapan a los objetivos de las cámaras de teléfonos móviles, y que esta vez dejaron huérfanas a las redes sociales de imágenes de ese objeto de deseo. Se trató de la presencia, ni más ni menos, de un pato que no era de un gran tamaño, que andaba suelto y que pudo ser visto por bastantes personas por la fachada marítima de la capital barbanzana. Incluso llegó a movilizar al Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) de Ribeira como consecuencia de las llamadas recibidas avisando de su presencia.

Ocurrió a las ocho de la mañana. Algunos particulares, entre los que había algún trabajador municipal que se hallaba por la Rúa Lustres Rivas, dijeron haberse percatado de la presencia de un pato de un tamaño no muy grande suelto por la Avenida do Malecón. El primer aviso se refería a que esa ave palmípeda se encontraba en medio de la carretera, y que temían que pudiera ser atropellado. Instantes después, se comunicaba que se había llegado a la zona de aparcamiento en batería pegada a la acera, en donde acabó encontrando una charca donde beber. Posiblemente fuera eso lo que motivase su presencia en la zona. Al llegar los citados medios, que estuvieron buscándolo por todo ese entorno durante un buen rato, incluso en un ciclomotor, pero ya no había rastro del animal, que se cree que logró saciar su sed y “foise voando”, dijo un vecino que pasó por el lugar.