A POBRA – Detenido un mariscador que le causó la rotura del globo ocular a la secretaria de la Cofradía de Pescadores

La Guardia Civil de Boiro arrestó este miércoles a un mariscador de la Cofradía de Pescadores de A Pobra acusado de herir gravemente a la secretaria de dicho pósito, a la que le causó la rotura del globo ocular, por lo que tuvo que ser operada de urgencia e, incluso, corre un serio riesgo de perder la visión de ese ojo. Inicialmente, el presunto agresor debía pasar este jueves a disposición de la autoridad judicial, pero la titular del juzgado de guardia decidió aguardar a la evolución de la víctima para recibirlo para tomarle declaración, algo que está previsto tenga lugar hoy, después de pasar su segunda noche en el calabozo del cuartel boirense.

Parece ser que el detonante de la reacción del mariscador fue la recepción a última hora de la mañana del miércoles, 15 de junio, de un expediente sancionador, por importe de unos 500 euros, como consecuencia de capturar más producto del autorizado. Ello hizo que acudiera a las dos y media de la tarde hasta las oficinas de la cofradía para pedir explicaciones al guardapesca, que no se encontraba en ese momento, pero que llegó poco después. Fue entonces cuando la situación derivó en una discusión y un forcejeo en el que medió el biólogo del pósito pobrense. Cuando parecía que todo se había calmado, el mariscador la volvió a emprender con el vigilante hacia el que, en un momento dado, se dirigió par darle un puñetazo, pero su oponente se apartó y accidentalmente resultó herida la secretaria, a la que golpeó en un ojo. Esta última fue llevada con urgencia por el citado técnico al Hospital do Barbanza, de donde poco después fue derivado al Clínico de Santiago, donde fue intervenida de urgencia.

Poco después de acabar la operación de cirugía, la secretaria de la cofradía pobrense prefirió regresara su casa en lugar de pasarla noche allí y regresó este jueves por la mañana para que la valorase un especialista. Le dijeron que casi será imposible que recupere la vista e incluso se valora la posibilidad de extirpárselo. El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de A Pobra, Juan Miguel Iglesias, manifestó que ya han puesto el asunto en manos de su abogado para ver las medidas que se pueden tomar “ata as súas últimas consecuencias que a nivel interno non descarto que poden pasar pola expulsión do mariscador, pero tamén a reclamación de danos e prexuizos e una indemnización polas lesións graves que lle ocasionou á secretaria”, puntualizó.