A POBRA – Poalleira detenido por supuesta violencia de género

Poalleira, apodo por el que se conoce popularmente al pobrense Francisco Javier I.S., de 50 años, ha vuelto a dar con sus huesos en los calabozos de la Guardia Civil. Ello no es novedad, pero en esta ocasión sus actos delictivos no tuvieron que ver ni con episodios de robos ni con altercados en espacios públicos, sino con un supuesto delito de violencia de género. Sus vecinos ya habían alertado en más de una ocasión del escándalo que formaban tanto él como su pareja en las discusiones que vienen protagonizando desde hace mucho tiempo.

Los agentes boirenses de la Benemérita se desplazaron el pasado sábado hasta la villa tras ser alertados en torno a las once de la noche por el Centro de Atención de Emerxencoas 112 Galicia de que este vecino de la zona de Tetuán se encontraba en plena calle y sangrada bastante por uno de sus brazos. Mientras llegaba la patrulla del instituto armado, ese hombre recibió unos primeros auxilios por parte de la agrupación de voluntarios de Protección Civil de A Pobra, que se lo encontraron en la rotonda de la estación de autobuses, en A Covecha.

Mientras procedieron a cortarle la hemorragia, desde el 112 se movilizó a la Policía Local, Guardia Civil y 061. Los agentes municipales le preguntaron por lo ocurrido y Poalleiro les indicó que había sido su pareja la causante de la herida en una supuesta agresión. Por esa razón decidieron acudir junto ella para interrogarla. La pareja de Poalleira se encontraba en la vivienda que comparte con él y preparando las maletas, con la intención de marcharse. A las preguntas de los policías sobre lo ocurrido, ella les respondió que él la había golpeado repetidas veces con una escoba, causándole varios hematomas, por lo que ella reaccionó clavándole el cristal de una botella en un brazo, provocándole un corte. Parece ser que la discusión que tenían estaba relacionada con sus intentos de conseguir dinero para comprar sustancias estupefacientes.

La ambulancia del 061 evacuó inicialmente a Poalleira al centro de salud, en donde fue derivado al Hospital do Barbanza, pues la herida era profunda. Como su pareja también tenía lesiones, fue llevada hasta un centro asistencial para ser atendida, pues también presentaba pequeños cortes en las manos. Ella presentó horas después una denuncia contra Poalleira por la agresión, motivo por el que el domingo fue detenido por la Guardia Civil y trasladado a los calabozos del cuartel boirense antes de pasarlo a disposición de la autoridad judicial.

 

 

 

 

Anuncios