RIBEIRA – Deán Grande se defiende ante Educación

Insisten en pedir que el bus escolar recupere las dos paradas que realizaba en el lugar hasta hace unos años

PCHECHU F1

Sorpresa e incredulidad. Con esas palabras se podría describir la reacción de los padres de Deán Grande tras conocer la postura de la Consellería de Educación para denegarle la modificación o recuperación de las dos paradas del autobús escolar para que sus hijos puedan ir al colegio de Palmeira. Los progenitores corrigen a los responsables de dicho departamento autonómico al señalar que, desde que hace diez años se aprobó la nueva zonificación, ese barrio ribeirense está adscrito a este centro educativo y no al CEIP plurilingüe Frións, que si era el de referencia para la citada zona hace una década.

Por ese motivo, señalan que en Educación están muy equivocados al sostener que no tienen derecho al transporte escolar por el hecho de estar matriculados en un colegio que no les corresponde en atención a su zona de residencia. “A súa postura é totalmente errónea desde o principio, polo que ese argumento non resulta válido para denegarnos o que reclamamos”, dijo una portavoz de los padres. Añadió que si existiera alguna duda sobre el cambio en la zonificación, se da la circunstancia de que a los niños de infantil que acuden a la escuela unitaria de Deán Grande (O Caramecheiro) les hacen la prematrícula en el colegio de Palmeira para continuar con sus estudios de Educación Primaria.

Uno de los aspectos que más les molestó a los padres, y que calificaron como una “falta de respeto” y “poco elegante”, es que ni desde la Consellería de Educación ni del Concello ribeirense se hayan dignado en responderles a sus escritos en los que les solicitaban que el autobús escolar pase por las dos paradas de dicho barrio, pese a haber transcurrido un tiempo más que prudencial. Insisten en señalar que hasta hace años pasaba ese transporte y prueba de ello es la existencia de sendas marquesinas que se instalaron para que los niños se resguardasen de las inclemencia meteorológicas mientras esperaban por el bus. Por ello insisten en que la medida que proponen no es una modificación sino una recuperación de lo que había. Añadieron que si lo que sucede es que el autobús no puede pasar por una zona de poca anchura “non hai que botarlle a culpa aos pais ou aos veciños, pois pasaba hai anos e as rúas non estreitaron. É un problema que teñen que solucionar a Xunta e a concesionaria”.

Los padres aseguran que no están dispuestos a bajar los brazos en su lucha y que pedirán el apoyo de las ANPAS del municipio y la Asemblea en Defensa do Ensino Público do Barbanza. Y están a la espera de la entrevista que tenga el alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz, con el jefe territorial de Educación, Indalecio Cabana.