RIBEIRA – Ciudadanos con voz en los plenos

El proyecto del Regulamento Orgánico do Concello de Ribeira, que se expone durante 30 días para presentar sugerencias o reclamaciones, después de la publicación este jueves de su aprobación inicial en el Boletín Oficial da Provincia de A Coruña, reconoce el derecho a la iniciativa ciudadana, por lo que se pueden promover acciones o actividades municipales como la aprobación de proyectos de reglamento en los ámbitos de competencia propios -se descartan tributos y precios públicos- y proponer asuntos para su inclusión en el orden del día de los plenos, pedir al Concello que haga una actividad de interés público municipal, comprometiéndose los solicitantes a aportar medios económicos, bienes, derechos o trabajo. Esas propuestas deben estar respaldadas previamente por un número de firmas no inferior al 10% del censo de ciudadanos.

Este documento recoge el derecho a pedir información y a dirigir solicitudes sobre expedientes y documentación municipal y, paralelamente, el Concello tiene la obligación de  informar a la ciudadanía de su gestión administrativa; a permitir la intervención en sesiones públicas, como es el caso de entidades que quieran hacer una exposición ante el pleno sobre puntos del orden del día en cuya tramitación administrativa intervenga como parte interesada. También se puede dar una sugerencia, información, queja o súplica sobre un asunto general, colectivo o particular; el derecho de audiencia  y las consultas populares al alcalde, previo acuerdo por mayoría absoluta del pleno, y someter a consulta popular aquellos asuntos que sean de especial relevancia para los intereses de los vecinos, con excepción de la hacienda local.

Y se regula el registro municipal de asociaciones y entidades ciudadanas, para inscribir a los colectivos sin ánimo de lucro que tengan como objetivos la defensa, el fomento y la mejora de los intereses de los ciudadanos. Y se distingue como órganos de participación ciudadana los consejos sectoriales, de carácter consultivo y deliberante, así como con una función informativa y de asesoramiento, realizando aquellas propuestas que considere adecuadas para favorecer la participación ciudadana. En este sentido, se podrá constituir alrededor de temas concretos, tales como la juventud, la cultura, los festejos -como anexo al reglamento se introduce un reglamento orgánico del Consello Sectorial de Festexos-, el medio ambiente y otros. En segundo lugar, se distingue los distritos como órganos territoriales de gestión desconcentrada con la misión de mejorar el acercamiento a la población de los asuntos locales.