Mantener viva la llama de los retornados

P20 F3

DSC_1076

Unas 40 personas participaron por las calles de Ribeira, con salida desde delante de la sede de Hacienda y concentración en la Praza do Concello, en una nueva protesta de emigrantes retornados de O Barbanza -esta vez no los secundaron los de Muros y Noia- para mantener viva la llama de sus reivindicaciones. Xosé Deira, en nombre de este colectivo, indicó que en la comarca cuentan con un listado de 215 afectados por la situación, aunque cree que la cifra es mayor. Anunció que el 15 de octubre acudirán a una manifestación a Santiago, desde la Praza do Obradoiro al Parlamento, junto con la asociación Long Hope, que reclama las pensiones de los marineros jubilados que trabajaron en Noruega. El autobús con emigrantes retornados que partirá a las diez y cuarto de la mañana de ese día desde Boiro y que pasará por Rianxo ya tiene las 55 plazas completas, mientras que para el que saldrá de la villa boirense hacia la capital gallega pasando por Noia aún tiene algunas plazas libres.

Xosé Deira iindicó que regresarán a la capital barbanana el 4 de noviembre y el 9 de diciembre para volver a manifestarse e insistir en la postura de que los emigrantes retornados no quisieron defraudar sino que en Hacienda les dijeron que no tenían obligación de declarar, y piden que se revise el carácter retroactivo de la Ley 35/2006, así como retirar la cuestión de doble pagador y que para estar obligado a declarar hay que percibir a partir de 22.000 euros. Precisó que se ha pedido en varias instancias que se modifique la citada ley, pero los partidos políticos no mantienen la coherencia, pues no es capaz de entender como después de que todos los partidos votan a favor en Galicia y luego en Madrid hacen lo contrario.