BOIRO – Dieste justifica la designación de un exedil de A Pobra para suplir el cargo de capataz en que le ampara la ley y evita amiguismos

Tras dedicarle alguna que otra lindeza a la portavoz de Boiro Novo, Dores Torrado, que denunció la sustitución de un capataz jubilado por un enchufado do PP”, el alcalde boirense justificó su decisión en que le ampara la ley. Juan José Dieste dijo que se trata de una plaza que llevaba tiempo sin cubrirse, lo que acarreó carencias, que trató de cubrir otro empleado municipal que llegó a tener 70 trabajadores a su cargo en verano.

El regidor precisó que la legislación le impide contratar nuevo personal salvo a través de otras administraciones, y decidió que fuese una “persona de mi estrita confianza y afín al perfil político del Ejecutivo” la que se encargase de esa labor con lealtad y fidelidad. Valoró el trabajo que el elegido desarrolló en A Pobra en 16 años, “con una gestión magnífica en jardines, limpieza, mobiliario”. Señaló que al venir de fuera se evitan amiguismos. Y agregó que supondrá un ahorro de 27.000 euros durante este mandato.

Dieste justificó que la designación del exedil pobrense elegido para esa función se ha hecho “a dedo”, subrayando que “es legal”, a la vez que añadió que el enchufismo no existe en un nombramiento que se aleja de concursos y otros procedimientos. Le recordó a Dores Torrado que cuando ella formaba parte del bipartito BNG-PSOE, se contrató a un arquitecto municipal con la misma fórmula que se hace para el capataz, algo que nunca le criticamos, pues era para servir al ciudadano”.