RIBEIRA – La Policía Nacional busca a un palmeirense al que su padre denunció por violencia doméstica

DSC_9277

Poco antes de las once y cuarto de la noche de este sábado se registró un incendio en un galpón anexo a una vivienda del lugar de Lomba, en la parroquia ribeirense de Palmeira, en el que no hubo que lamentar víctimas. Al parecer, el fuego, que fue sofocado por los Bomberos de los parques comarcales de Ribeira y de Boiro, pudo ser provocado por un muchacho de unos 28 años, cuya identidad responde a las iniciales A.S.F., y conocido por el apodo “O Perreras”, que vive únicamente con su padre de 64 años y que previamente había causado importantes destrozos en el interior de la vivienda. Estos hechos podrían estar relacionados con un supuesto episodio de violencia o maltrato doméstico, registrado escasas horas antes y por el que la Policía Nacional trata de localizar al vástago, además de por su posible relación con el incendio. Sin embargo, al cierre de esta edición, todavía continuaba su búsqueda, aunque lo vecinos indicaron que sin el coche no debió ir muy lejos. De hecho, apuntaron que podría estar en otro inmueble de la zona, al que acudieron los efectivos de la comisaría, per ose encontraron con las puertas cerradas con llave y nadie respondía desde su interior. Su progenitor presentó una denuncia contra él por haberle pegado y causado diversas heridas o lesiones en el pecho, un párpado y un pómulo.

DSC_9265

De hecho, según algunas informaciones a las que ha tenido acceso “loqueyotedigo”, el padre acudió a última hora de la tarde del sábado a la comisaría a presentar una denuncia después de ser atendido en el centro de salud ribeirense de las lesiones que supuestamente le causó su hijo en las jornadas del viernes y del sábado, aunque en sede policial declaró que  le pega habitualmente sin haber un motivo aparente. El parte médico que acompaña dicha denuncia especifica que el paciente presente un hematoma y herida con pérdida de sustancia -un familiar especificó que se trata de sangre- en el tórax,otro hematoma en el pómulo derecho y un tercer hematoma y herida en el párpado izquierdo, después de que la víctima refirió al facultativo que le atendió que se las había causado su hijo al pegarle con las manos en la cara y en el pecho.

DSC_9296

Después de que presuntamente su hijo golpeó este viernes a ese hombre de 64 años, este último no regresó a casa hasta la tres de la tarde del sábado por temor a que le volviera a pegar. De hecho, cuando el vástago lo volvió a ver el sábado le recriminó que no le tuviera hecha la comida, por lo que pasadas las seis de la tarde de ayer le volvió a pegar cuando se encontraba en una finca cortando hierba para los animales.

20150607_005450

Cuando el padre regresó a su lugar de residencia, tras pasar por la comisaría ribeirense, decidió no volver a entrar en su casa por temor a su hijo y se refugió en la casa de un hermano, que vive cerca de su domicilio, de donde no le dejaron salir sus familiares “por temor a que poda matalo”, puntualizaron. De hecho, estaba previsto que esta madrugada la pasase en casa de su hermano, donde se recupera de sus heridas y lesiones. Del mismo modo, parecía que la noche iba a ser larga para los residentes en esa zona, que estaban muy pendientes del regreso de “O Perreras”, por temor a que se agraven las consecuencias de sus acciones, pues señalaron que tiene una pistola con la que ya estuvo “xogando” alguna vez.

Desde “loqueyotedigo” estaremos muy pendientes del discurrir de este suceso…