RIBEIRA – El malestar por malos olores del alcantarillado expresado por vecinos de Castiñeiras se extiende a otros lugares desde Pedra Pateira a Couso

P17 F2

La semana pasada se daba cuenta a través de “loqueyotedigo” del profundo malestar que hicieron público residentes en la zona de la parroquia de Castiñeiras, en concreto entre la playa del mismo nombre y la de Os Mosqueiros, en relación a los malos olores procedentes de las nuevas conducciones de la red de saneamiento que soportan desde hace algunos días y que se les han metido en sus propias viviendas y que no consiguen eliminar. Algunos de ellos han trasmitido sus quejas al Concello de Ribeira, desde donde les indicaron que aún no ha recibido esa nueva infraestructura, que incluye la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), pero que de todos modos, la misma se encuentra en periodo de pruebas antes de su entrada en funcionamiento con normalidad. Trascurridas unas jornadas, ahora son residentes en otras partes de esa franja litoral entre Pedra Pateira y el lugar de Couso, en donde se emplaza la EDAR, los que ponen el grito en el cielo por situaciones similares a través de cauces no oficiales, como son las redes sociales. Respecto a estas últimas, en el Ayuntamiento ribeirense indican que no tienen conocimiento de ellas, pues nadie se ha dirigido a sus responsables para trasladarles ese malestar ni tampoco para pedirles explicaciones. Algunos de los afectados confirmaron a este blog que por el momento no hablaron con el Ejecutivo local, pero añadieron que posiblemente no tarden en hacerlo, pues el olor es nauseabundo y que les recuerda a episodios que se registraron hace bastantes años con otro tipo de instalaciones.

Por otro lado, después de que vecinos y usuarios habituales de la palaya de Os Mosqueiros advirtieron el pasado fin de semana de un nuevo vertido registrado en ese arenal, en la jornada de este jueves se registró un nuevo episodio debido a un fallo en el funcionamiento del bombeo que se instaló en ese lugar y que está pendiente de que en los próximos días se proceda a la entrada en funcionamiento del nuevo bombeo, pero que depende de una serie de trámites administrativos, con lo que esperan que se erradiquen esos problemas que ocasionan la contaminación de sus aguas y que, como consecuencia de los análisis  efectuados por personal de la Xunta, ya obligaron en alguna ocasión a recomendar a la gente que no se bañase, tal y como se muestra en un cartel colocado en medio de dicha playa y que no fue retirado pese a que hace unos días llegaron los resultados de los análisis que indicaban que ya no se detectaba el problema de temporal de presencia de enterococos intestinales y de Escherichia coli (E.coli) derivado de la existencia desde hace años en ese lugar de un punto de vertido de aguas fecales.

P17 F1